Salimos de la Farmacia para grabar en Larrea Eskola (Amorebieta) junto a @xabiercasadobilbao para el programa Ahora de Adela González en Etb2.

Y es que los niños son los que más tienen que protegerse frente a las enfermedades de la piel por exposición al sol. Se acerca el verano y qué mejor que venir a la escuela para que los pequeños de la casa cojan hábitos saludables y disfruten del aire libre y del sol, pero protegidos.

El objetivo, como reza la campaña de Bioderma, es fotoproteger a los que más queremos. Queremos conseguir que darse fotoprotector sea para ellos un gesto habitual y natural. Siempre es necesario, pero en verano más: creemos que el sol solo nos afecta cuando lo vemos, pero debemos protegernos siempre, sobre todo en la montaña y en la playa donde además se producen reflejos que multiplican su efecto. Y no solo con protectores solares sino también con camisetas, gafas, gorras… hay que aprender a prepararse.

Y es que tenemos que tener en cuenta que , pero cada vez que nos quemamos o exponemos al sol, nos va haciendo perder monedas. Vamos a intentar que los peques tengan ese monedero lleno el mayor tiempo posible. Evitaremos así efectos nocivos como el envejecimiento prematuro de la piel o daños más serios a largo plazo.

Esta experiencia conjunta entre Bioderma, Larrea Eskola de Amorebieta y mi farmacia, Farmacia Sarasketa, consiste en la instalación de tres dispensadores de fotoprotector para que los alumnos se den la cantidad suficiente. Y aquí insisto: cantidad suficiente es un concepto importante. No basta con darse factor 50 de protección si no nos damos suficiente crema y bien repartida. Los dispensadores que hemos instalado están pensados para ayudarles a calcular esa cantidad

Aquí os dejo el video resumen de esta experiencia novedosa e interesante. ¡Hasta pronto!